Mis factores de emprendimiento

| | 0 Comments

Hace unos meses atrás, publiqué en mi perfil de LinkedIn mi decisión de renunciar a mi último empleo para dedicarle tiempo completo a Gestión más Humana. Fue abrumador el apoyo de tantas personas alrededor del mundo, y algunas de ellas me preguntaron sobre como ha sido mi experiencia para emprender. Hay muchos libros, artículos y blogs sobre este tema, no tengo la fórmula mágica; sin embargo, en mi caso particular, considero que lo que me impulsó a emprender fue lo siguiente:

CRISIS: el dinero ya no te alcanza y comienzas a pensar en que puedes hacer para ganar dinero extra.

HABILIDADES PROPIAS: buscas dentro de tí en que eres bueno como para ofrecer tus productos y servicios a otros.

EVALUAR los recursos e implicaciones de cada idea. Yo evalué desde abrir una tienda de galletas, hasta abrir una tienda de fotocopias. Pero los costos de los insumos, alquiler del local, contratación de personal, etc, me impulsó a descartar esas ideas por ahora. Así que decidí que era mejor ofrecer mis conocimientos en servicios de consultoría donde no tenía que invertir mucho para comenzar.

PORTAFOLIO: hay que definir los productos y servicios a ofrecer.

ALCANCE: Definir a que target llegarán tus servicios y el alcance geográfico. Dado que trabajaría sólo con mis conocimientos y mi laptop, me di cuenta que puedo ofrecer mis servicios de forma remota y llegar a clientes de cualquier parte del mundo.

ALIANZAS: asociarte con colegas o colaboradores que te ayuden a potenciar tus servicios actuales o a expandir tu cartera de servicios. Asimismo, se recomienda avalar tus servicios con alguna universidad o instituto de reconocimiento internacional.

INVESTIGAR. Leer mucho sobre el área donde deseas desenvolverte, hacer benchmarking (que hacen las otras empresas del sector), aprender como automercadearte con marketing digital y marca personal. Suscribirte a blogs, foros, boletines de interés para que recibas información con las últimas prácticas en el mercado.

FORMACION CONTINUA: actualizarte constantemente con cursos, talleres, certificaciones que te permitan estar al día con las últimas tendencias.

DETERMINACION: decidirte a dar el paso para emprender. A mi me costó 3 años hasta que decidí a dedicarme tiempo completo a mi empresa.

PERSEVERANCIA: ser constante con tus planes y tu objetivo. Trabajar continuamente en ello.