Cuando perdonar a un cliente

| | 0 Comments

Me he puesto a pensar en si vale la pena seguir manteniendo relaciones con ellos, o es mejor cortarlas.

Tengo clientes que no me han pagado, clientes que cancelaron el servicio sin pagar la penalidad, clientes que buscan una «ganga» en vez de aceptar el precio justo, clientes que de alguna manera menosprecian el valor de mi trabajo. Me he puesto a pensar en si vale la pena seguir manteniendo relaciones con ellos, o es mejor cortarlas.

Tatiana Saldivia, creadora del taller Recalculando Tus Finanzas dice que «los negocios no tienen emoción», y me he preguntado hasta donde es cierta esta frase. Causalmente, llegó a mi correo electrónico un artículo escrito por Nicole Diekerpara la web The Freelancer by Contently llamado «When Should You Forgive a Client That Burned You in the Past?«donde abordan esta disyuntiva entre «olvidar o perdonar» al cliente, según palabras textuales de Dieker.

» Nadie quiere trabajar para un cliente que no paga a tiempo o cancela parte de lo que hemos estado trabajando durante meses».

He tenido etapas en las cuales pienso que mantener relaciones con clientes de este tipo no traerá beneficios para mí (lean el post de LinkedIn donde hago referencia a esto), » Nadie quiere trabajar para un cliente que no paga a tiempo o cancela parte de lo que hemos estado trabajando durante meses» dice Dieker. Sin embargo, también he tenido etapas en las cuales pienso lo contrario.

«He encontrado que, perdonar los errores del cliente y ser generosos con ellos, así como yo espero que ellos lo sean conmigo, ha contribuido a mi carrera significativamente».

Dieker dice, «He encontrado que, perdonar los errores del cliente y ser generosos con ellos, así como yo espero que ellos lo sean conmigo, ha contribuido a mi carrera significativamente», esto es exactamente lo que pienso y lo que espero que suceda si me inclino por esta decisión. Como dice el psicólogo venezolano Carlos Saúl, no tengo «Nada que perder» si decido continuar o re-entablar relaciones con estos clientes; intentar lograr un acuerdo beneficioso para ambas partes es mejor que no intentarlo.

No obstante, toda relación y todo acuerdo tiene sus pautas y sus límites que, en caso de ser sobrepasadas, son causales de terminación. Dieker dice al respecto:

  • No tiene nada de malo si decides soltar a un cliente frustrante para que puedas dedicar mas tiempo a un cliente que te trata mejor.
  • Hay maneras corteses de comunicar al clientes tus preocupaciones.
  • Evita hacer sentir al cliente culpable. En vez de manejar las conversaciones de yo vs. el cliente, hazlo desde el nosotros vs. el problema.
  • Suelta y deja ir, Tus clientes cometen errores y tú también cometes errores. La gente merece una segunda oportunidad la mayoría de las veces.